ahorrar para tu familia

Ahorrar para tu familia

Ahorrar para tu familia es cuestión de planificar tus finanzas lo mejor posible, así podrás determinar los objetivos de ahorro más importantes en tu hogar.

Si ahorrar para ti mismo es difícil, ahorrar para tu familia multiplica exponencialmente el esfuerzo requerido. Por un lado tienes deseos a corto plazo, por otra parte tienes metas a largo plazo, y por si fuera poco debes tener en cuenta los demás gastos inesperados que suelen presentarse con regularidad.

Puede que parezca complicado al principio, pero realmente con un mínimo de planificación y estableciendo metas financieras alcanzables, podrás elaborar un plan que cubra las necesidades de tu familia mientras te permite ahorrar incluso para algunas vacaciones al extranjero.

Planifica los gastos inesperados

Si son gastos inesperados ¿Cómo es posible prepararse?, construye un colchón económico. Nunca sabes lo que podría pasar, una enfermedad, un accidente, o que te despidan inesperadamente. Es por eso que ahorrar para tu familia implica por fuerza que reserves una cantidad de dinero para las emergencias. Lo más recomendable es que con estos gastos de emergencia puedas cubrir los gastos de tu familia de entre 6 y 9 meses. Sin embargo, si los ingresos de tu hogar son impredecibles, considera ahorrar aún más.

Ordena tus objetivos a largo plazo

En primer lugar, tu jubilación. Puede que te sorprenda que debes ahorrar primero para tu vejez que para la educación de tus hijos, pero recuerda que en muchos casos los estudiantes tienen acceso a una amplia variedad de préstamos, mientras que a las personas jubiladas rara vez se les ofrecen estas facilidades. Es por eso que deberás considerar el contribuir tanto como puedas a tus fondos de jubilación para asegurar tu futuro.

En segundo lugar, la educación de tus hijos. Una vez que sepas lo que estarás destinando a tu jubilación, ahorra para la educación universitaria de tus hijos. Investiga tus opciones y elige el instrumento financiero que mejor se adapte a ti y te genere mayor rentabilidad. Al ahorrar para esto, también debes tener en cuenta el alojamiento y la comida si es que tus hijos estudiarán en el extranjero.

Por último, considera tus metas a largo plazo si tu familia las tiene. Por otra parte, algo que podría preocuparte sería el cuidado de tus padres ancianos. Si esta responsabilidad recae sobre ti, piensa en formas de ahorrar para tu familia reduciendo costos, como por ejemplo compartir el hogar con tus padres.

Establece metas a 5 años

Piensa en lo que quieres lograr con tu familia en un plazo de 5 años. Esta lista podría incluir vacaciones a un parque de atracciones, comprar un nuevo auto o remodelar el hogar. Una vez establecido esto, encuentra la estrategia de ahorro adecuada. Puedes abrir una cuenta dedicada a cada meta por ejemplo. Hacer esto te ayudará a enfocarte mejor para alcanzar cada objetivo. Realiza contribuciones periódicas y así podrás ahorrar para tu familia a corto plazo.

Finalmente, nunca sabes lo que podría pasar o qué metas pueden sumarse a la unidad familiar con el paso del tiempo, por lo que planificar a largo plazo y ahorrar para tu familia en el corto plazo te ayudará a estar preparado para cualquier cosa que se te pueda presentar.

¿Te gusta? Compártelo:

¡Queremos mejorar! Envíanos tus sugerencias a info@bmiahorro.com

¿Quieres saber más sobre BMI Ahorro?

Ingresa en BMI Ahorro
y empieza a ahorrar