ahorrar en el alquiler

Ahorrar en el alquiler

Uno de los factores con más peso a la hora de comenzar una nueva etapa en tu vida, bien sea que te cases o que decidas irte a vivir por tu cuenta, es mudarte. Pero como todo, esta transición conlleva gastos, planificación y demás. Para que puedas empezar con buen pie, hemos preparado algunos consejos que seguramente te ayudarán a ahorrar en tu nuevo alquiler.

No más del 30%

Antes de pensar siquiera en ahorrar en el alquiler, debes fijar qué cantidad te puedes permitir pagar. Esto lo puedes hacer calculando la proporción fija de tus ingresos que irá destinada al pago del alquiler.

En general, una buena cifra para destinar al gasto del alquiler es del 30% de tus ingresos. Muchas entidades económicas recomiendan no pasarse de este límite, así podrás asegurarte de poder pagar el resto de tus gastos con comodidad.

En el cálculo deberás tener en cuenta los ingresos netos totales del hogar. Si vas a vivir con tu pareja o compartir piso con alguien más, asegúrate de tener en cuenta sus ingresos, para poder encontrar un rango de alquiler apropiado según el dinero que se ingresa.

De todas formas, si aún no estás seguro de cuánto te puedes permitir, lo mejor será que consultes con tu asesor financiero para que éste pueda guiarte según tu caso particular.

La regla 50/30/20

Anteriormente hemos explicado otros métodos de ahorro, pero la regla del 50/30/20 es una técnica que en este caso podría serte muy útil al momento de ahorrar en el alquiler. Este método sugiere que el 50% de tus ingresos los deberás destinar a tus gastos esenciales, el 20% a los ahorros y el 30% a gastos no esenciales. El pago del alquiler sería un gasto esencial por lo que iría dentro del 50%, en esta categoría deberás incluir también otros gastos como el pago de luz, agua, gas y otros gastos fijos como comida o transporte.

amueblar ahorrar en el alquiler

Gastos adicionales

Luego de presupuestar el alquiler y el pago de servicios básicos, viene la parte más divertida (al menos para los aficionados a la decoración), y esto es amueblar la vivienda. Puede sorprenderte lo costoso que puede llegar a salir amueblar una nueva vivienda. Desde utensilios de cocina hasta bombillas y todo lo demás, puede resultar caro decorar tu espacio ideal.

Para que te hagas una idea de cuánto gastar en muebles, ten en cuenta que la mayoría de los mismos iría en la categoría de gastos no esenciales, sabiendo esto podrás planificar tus compras, ahorrar con antelación para decorar tu nuevo hogar y evitar endeudarte de más.

Optimiza el ahorro

Si la vivienda en la que deseas vivir se sale un poco de tu presupuesto, intenta reducir los gastos innecesarios, esto también es una forma indirecta de ahorrar en el alquiler.

Uno de los servicios que puedes recortar puede ser la televisión, al final lo más probable es que tengas servicios de streaming y que realmente no utilices mucho el servicio de televisión por cable. Considera también cambiar tus bombillos normales por unos ecológicos, ya que esto te ayudará a ahorrar en la factura de la electricidad.

Opta por cocinar en casa en vez de pedir a domicilio o ir a un restaurante, si sacas cuentas podrías sorprenderte de lo mucho que ahorrarías al año con este pequeño cambio. Además que puede ser una gran oportunidad para estrechar lazos entre quienes comparten la vivienda, ya que se pueden dividir las tareas mientras socializan.

Teniendo estos consejos en mente para ahorrar en tu alquiler, serás capaz de encontrar un balance entre un lugar que te guste mientras dejas espacio en tu presupuesto para poder disfrutar de tu vida y alcanzar tus metas.

¿Te gusta? Compártelo:

¡Queremos mejorar! Envíanos tus sugerencias a info@bmiahorro.com

¿Quieres saber más sobre BMI Ahorro?

Ingresa en BMI Ahorro
y empieza a ahorrar