¿Cómo controlar tus finanzas personales?

¿Sabes cuál es la importancia de controlar tus gastos, para así organizarte financieramente y sin preocupaciones? ¡Aquí te contaremos cómo administrar tus finanzas personales!

Las finanzas, suelen ser uno de los aspectos que pueden afectar la tranquilidad de las personas, y más aún, el no conocer cuánto es lo que gastan y en qué lo gastan.

Muchas veces realizamos gastos innecesarios, o nos excedemos de nuestras capacidades de ingresos mensuales. Esto es debido a que no sabemos cómo administrar las finanzas personales. Pero…

¿Qué son las finanzas personales?

Las finanzas personales se refieren al manejo y administración del dinero de forma responsable, llevando un reporte de los ingresos y gastos que se realizan, lo que permitirá tener un mayor control de ellos.

Nos incitan a ser conscientes de que cada decisión que tomamos para utilizar nuestro dinero, ya sea para un gasto o una inversión, es una decisión que puede perjudicar o beneficiar nuestra calidad de vida y nuestro futuro.

Es por eso que, administrar tus finanzas personales te ayudará a tomar decisiones que te beneficien a ti y a tu familia, favoreciendo así el crecimiento económico y alcanzando los objetivos que te llevarán a construir una vida más estable.

Manejar adecuadamente el dinero trae consigo la posibilidad de elaborar un plan de ahorros, planificar la jubilación o ser destinado a inversiones en el futuro. El tener una planificación financiera te favorecerá para cumplir tus metas y conseguir tus objetivos personales y profesionales.

5 técnicas para gestionar de manera eficaz tu dinero:

  • Planifica tus gastos y define prioridades: Puedes establecer un inventario para los gastos que tienes mensualmente, detallando cuáles son prioridades y necesidades de consumo. Esto ayudará a una disminución de aquellos gastos innecesarios o que se pueden prescindir.
  • Procura no gastar más del valor de tus ingresos: Define un presupuesto para tus gastos personales o del hogar, de acuerdo al nivel de ingresos. Esto con la finalidad de no recurrir a un endeudamiento.
  • Destina un porcentaje al ahorro: Un pequeño porcentaje de tus ingresos mensuales debe ser destinado al ahorro. Así en un futuro podrás cubrir gastos imprevistos, realizar adquisiciones de importancia, o invertirlos en proyectos. Dependiendo de las capacidades de ahorro, es recomendable hacerlo entre el 3% o el 10% del valor de tus ingresos.
  • Usa adecuadamente las tarjetas de crédito: Si no son utilizadas adecuadamente, pueden afectar de manera negativa los ingresos. Por eso, deben ser usadas para cubrir imprevistos o casos de urgencia.
  • Piensa en el futuro: Debes plantearte metas y objetivos a largo plazo, para que puedas administrar de manera correcta tus ingresos, y no los malgastes en compras por impulsos.

La respuesta está en aprender y manejar tu dinero efectivamente y una vez que lo logres, te darás cuenta lo sencillo que es.

¿Te gusta? Compártelo:

¡Queremos mejorar! Envíanos tus sugerencias a info@bmiahorro.com

¿Quieres saber más sobre BMI Ahorro?

Ingresa en BMI Ahorro
y empieza a ahorrar