ahorrar en comida

8 ideas para ahorrar en comida

Después del alquiler, la comida es seguramente uno de los mayores gastos al que te enfrentas cada mes. Y por si fuera poco, a esto tienes que sumarle el gasto de la electricidad o el gas al momento de cocinar. Es por ello que al momento de organizar tus finanzas personales, lo primero que te plantees sea ahorrar en comida. 

Para que esta tarea se te haga más fácil, hemos preparado algunas ideas que te ayudarán a mejorar tu ahorro en comida sin morir de hambre ni aburrimiento.

1. Planifica con anticipación

Haz un inventario de las cosas que tienes en la alacena para no comprar cosas repetidas. También puedes escribir una lista de compras detallada en base a un menú semanal. Esto último te simplificará la vida ya que no tendrás que inventar una receta nueva cada día.

Come algo antes de salir y limítate a tu lista de compras para ayudarte a evitar las compras impulsivas.

Antes de planificar tu menú semanal consulta las ofertas del día y utiliza cupones para ahorrar dinero.

2. Adopta una dieta saludable

Comer de forma saludable no solo te ayuda a estar en forma, una alimentación bien pensada puede incluso ayudarte a reducir tu presupuesto de alimentación.

Esto se puede dar al reducir el tamaño de las pociones y comprar menos alimentos con alto contenido calórico y de poco valor nutricional como gaseosas, productos de panadería, dulces y snacks.

Compara los precios de los alimentos según la cantidad de porciones que contienen.

Si quieres algo dulce opta mejor por fruta de temporada ya que no tiene grasa, tiene un alto contenido de nutrientes y fibra y es un energizante natural.

Además de todo esto, tener una dieta saludable no solo te ayudará hoy, sino que al mejorar tu salud serás menos propenso a tener que visitar al médico constantemente, lo que se traduce en menos facturas de salud.

3. Aprovecha las ofertas

Planificar las comidas en función de lo que está en oferta puede reducir tus facturas de alimentación, especialmente si también usas cupones. Solo asegúrate de que sean para artículos que comprarías de todos modos. También es buena idea abastecerse de productos básicos cuando estén en oferta. 

Ahorrar en comida mealprep oficina

4. Almuerzo casero en la oficina

Preparar tu almuerzo y llevarlo contigo a la oficina es un gran ahorro de dinero, empacar tu comida no solo te permite ahorrar dinero sino que te permite controlar todos los ingredientes, para asegurarte de que lo que estás comiendo es saludable y bajo en calorías. 

5. Congelados, enlatados o deshidratados

La próxima vez que compres ingredientes para tus recetas, intenta utilizar alimentos congelados,enlatados o deshidratados. Pueden ser menos costosos que los frescos, pero son igualmente nutritivos. Los productos se congelan, enlatan o secan típicamente en el pico de madurez cuando los nutrientes son abundantes. El pescado y las aves a menudo se congelan rápidamente para minimizar el daño del congelador y conservar la frescura. Con los alimentos congelados, puedes usar solo la cantidad que necesitas, volver a sellar el paquete y devolverlo al congelador. Si se almacena correctamente, no hay desperdicio. Los alimentos enlatados a menudo se colocan en un baño de jugo, jarabe o agua salada y generalmente requieren que se laven. Las frutas secas tienen un sabor concentrado y son un excelente sustituto de la fruta fresca. Considera también usar leche en polvo o evaporada en sopas, guisos, puré de papas o postres. 

6. Ahorra en proteínas

Cuando sea posible, sustituye las proteínas animales como carne, pescado o aves por fuentes vegetales de bajo costo como frijoles, tofu y legumbres. Come platos vegetarianos una vez a la semana o más para aumentar tu consumo de alimentos vegetales saludables mientras ahorras dinero. También puedes reemplazar la carne por huevos, que son una fuente excelente y económica de proteínas y se pueden consumir en el desayuno, el almuerzo o la cena. También puedes intentar usar una porción más pequeña de carne, pescado o aves y rendir el plato con legumbres.

7. Compra marcas blancas

Considera comprar marcas de supermercado en lugar de marcas nacionales o importadas. Lee la lista de ingredientes en la etiqueta para asegurarte de aprovechar al máximo tu dinero. Los ingredientes se ordenan según la cantidad contenida en el producto. Entonces, cuando compres tomates enlatados, busca un producto que incluya tomates, no agua, como primer ingrediente. También busca versiones más simples de tus comidas favoritas. Por ejemplo, compra avena o cereales simples en copos o inflados con menos aditivos, menos costosos y a menudo más saludables, que los cereales de marca.

ahorrar en comida huerto en casa

8. Planta un jardín

Si tienes espacio en casa para tener un pequeño jardín, no hay nada mejor para ahorrar en comida. Además de ahorrar tendrás la seguridad de que lo que estás comiendo está fresco y no contiene aditivos. 

Empieza con algo pequeño, verás lo fácil que es cultivar hierbas frescas o algunas verduras simples. Y si inviertes un poco de tiempo en congelar o enlatar tu cosecha, podrás disfrutar de ella durante todo el año.

Como ves ahorrar en comida no tiene que ser difícil ni aburrido, con una planificación adecuada puedes incluso ser mucho más creativo a la hora de cocinar, así además de mejorar tus finanzas personales, también estarás cuidando de tu salud.

¿Te gusta? Compártelo:

¡Queremos mejorar! Envíanos tus sugerencias a info@bmiahorro.com

¿Quieres saber más sobre BMI Ahorro?

Ingresa en BMI Ahorro
y empieza a ahorrar