Educación financiera para tus hijos en cada etapa

Si deseas que tus niños tengan una educación financiera sólida desde temprano para ser adultos responsables en el futuro, deberás hacerlo tú mismo.

Esto se debe a que a pesar de que en el Ecuador es obligatorio que las entidades financieras eduquen a sus clientes de cara a hacer un uso responsable de su dinero, la realidad es que solamente un 4% de la población ha recibido algún tipo de educación financiera.

Si vamos a los colegios, la situación es muy parecida, ya que no parece haber ningún tipo de estructura que ayude a los niños a entender el valor del dinero, por lo que la responsabilidad recae en los padres.

Los niños aprenden muy rápido, sobre todo a edades tempranas, intenta buscar que cada ocasión sea una oportunidad de aprendizaje. Ir al banco, al mercado o al cajero automático, pueden convertirse en el momento ideal para demostrarles y conversar acerca de cómo usas tu dinero.

Cuando el niño es muy pequeño por ejemplo, una forma interesante de incorporar elementos financieros en su educación, podría ser introducir los conceptos en sus juegos imaginarios, como cuando juega a la tiendita o al restaurante.

Sigue leyendo para que conozcas algunas ideas divertidas y sencillas para dar una buena educación financiera a tus niños.

De 2 a 3 años

A esta edad, lo normal es que si le das a escoger a tu hijo entre monedas de 1, 5 y 10 centavos escogerá la de 5 simplemente por el tamaño. Si bien los niños muy pequeños no entenderán completamente el valor del dinero, pueden comenzar a aprender los nombres de las monedas. Una forma de hacer esto puede ser jugando a identificarlas.

Puedes trazar el contorno de las monedas y colorear las formas, luego invita a tu hijo que haga coincidir la moneda con la imagen mientras discuten el nombre de cada una.

Asegúrate de siempre supervisar a tu niño durante este tipo de actividades, ya que a esta edad es usual que intenten tragarse las monedas.

También puedes aprovechar cuando está jugando en casa, a la tiendita por ejemplo. Además de desarrollar su imaginación, al intercambiar dinero de juguete por artículos, tu hijo comenzará a comprender los conceptos básicos de las transacciones. Puedes utilizar cajas de cereal, frutas, esponjas o toallas de papel como artículos de la tienda e incluso hacer ustedes mismos dinero de juguete.

Niños aprendiendo educación financiera mientras juegan al restaurante

De 4 a 5 años

Pídele a tu hijo que te ayude a recortar cupones, si no utilizas cupones puedes pedirle que recorte los artículos del catálogo a comprar y los lleve consigo.

Cuando estén en la tienda, pídele que esté atento a los productos. Esto le hará sentir que está ayudando, y es una manera fácil y divertida de hablar sobre el valor de las cosas.

La mayoría de los niños en edad preescolar prefieren jugar a un restaurante imaginario en casa que salir a cenar. Aunque no lo parezca, esta es una forma de promover variedad de habilidades, como poner la mesa o aprender buenos modales. A muchos niños de 4 años se les debe recordar después de la comida simulada que tienen que pagar la cuenta, pero una vez que entienden el concepto, se emocionan mucho por pagar con dinero de juguete.

De 6 a 8 años

Tan pronto como empieces a darle una mesada a tu hijo, éste necesitará un lugar para poner su dinero. Ayuda a tu hijo a abrir una cuenta de ahorros y anímale a realizar depósitos regulares. A medida que aumenta su saldo, puedes discutir el concepto de interés y cómo el banco les paga a las personas por ahorrar su dinero. Varios bancos en Ecuador ofrecen cuentas para niños sin cargo ni saldo mínimo.

De 9 a 12 años

Una forma de enseñar a comparar precios es leer las etiquetas de precios de las tiendas con tu hijo, hazle observar el tamaño y el precio y comparen el porcentaje de la cantidad total. No olvides tener en cuenta la calidad. Por ejemplo, una semana compra toallas de papel de marca. La próxima semana, prueba una marca genérica. Luego, discutan las diferencias y decidan juntos si las toallas de marca valen el costo adicional.

De 13 a 15 años

Puede que te parezca muy pronto para hablarle a tu hijo sobre el mercado de valores, pero no es así. Pueden fingir que invierten en empresas con las que tu hijo esté familiarizado, como Disney o su red social favorita. Conviértelo en una actividad familiar haciendo que cada miembro elija una acción. Luego lean el periódico o miren juntos las noticias financieras y discutan cómo fluctúan los valores de las acciones de las opciones de todos.

Ahora que tienen más responsabilidades, como la comida para el almuerzo, los útiles escolares y otras necesidades y caprichos pequeños, es probable que a tu hijo adolescente se le vaya la mesada como agua. Ayuda a tu hijo a establecer un presupuesto discutiendo primero los deseos y las necesidades. Puedes reforzar la discusión mientras revisan juntos el presupuesto familiar, intercambiando ideas sobre las necesidades y los deseos de la familia.

Niño adolescente ahorrando y entendiendo la educación financiera

De 16 años en adelante

Las tarjetas prepagadas son herramientas simples que los padres pueden ofrecer para enseñar lecciones de responsabilidad financiera. Los adolescentes pueden usar estas tarjetas de compra para pagar cosas sin usar efectivo o tarjetas de crédito. Tú como padre cargas la tarjeta con una cantidad fija de dinero y luego dejas que tus hijos adolescentes se organicen y hagan su propio presupuesto.

También es buen momento para enseñarles el valor de dar. Hacer donaciones puede ser más que una lección financiera; puede enseñar responsabilidad social. Ayuda a tu hijo a elegir organizaciones que le interesen y decidan en familia a qué organización destinarán ese dinero.

Proveer a tus niños de una educación financiera sólida, no tiene por qué reducirse a los consejos que acabas de leer, el límite es la imaginación, y no solo saldrán beneficiados tus hijos, que se convertirán en adultos responsables, tú también te ahorrarás mucho dolores de cabeza en el futuro, además de que estarás cultivando constantemente una buena relación con tus niños.

¿Te gusta? Compártelo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¡Queremos mejorar! Envíanos tus sugerencias a info@bmiahorro.com

¿Quieres saber más sobre BMI Ahorro?

Ingresa en BMI Ahorro
y empieza a ahorrar