¿Cómo alcanzar tus metas de ahorro?

Tener metas de ahorro realistas es fundamental para que puedas cumplirlas. Sin embargo, saber qué objetivos priorizar y cómo alcanzarlos puede resultar complicado.

De hecho no es difícil escuchar entre familia y amigos que la mayoría abandone sus metas de Año Nuevo con el pasar de los meses.

Una de las razones por las cuales no logramos nuestras metas puede ser porque somos malos estableciendo expectativas razonables. Hay veces que nos ponemos metas grandes de ahorro para eventos importantes en nuestras vidas, como la llegada de un nuevo hijo, comprar una casa, o simplemente porque queremos tener una situación financiera más sólida.

Si bien las situaciones anteriores son lo suficientemente relevantes como para decidirte a ahorrar, es importante que consideres tus prioridades y te asegures de que tus metas de ahorro son específicas y alcanzables. 

Para ayudarte, te hemos dejado algunas metas financieras realistas que optimizarán tus finanzas personales, así como estrategias que te ayudarán a hacerlas realidad. Ten en cuenta que estos objetivos pueden no reflejar tu situación personal actual, sin embargo lograr aunque sea uno, será un gran paso en tu camino de tener unas finanzas personales sólidas.

1. Paga tus deudas

Si tienes deudas en tarjetas de crédito, créditos hipotecarios, autos y préstamos estudiantiles, no estás solo, ya que es una situación a la que se enfrenta una gran parte de la población. 

Es verdad que es un consejo que repetimos una y otra vez, pero que es importante insistir en ello. Si en tu caso tienes muchas deudas que pagar, puede que te resulte una meta difícil de alcanzar. Puedes simplificar esta tarea desglosando tus deudas: por ejemplo, ponerte la meta de reducir tus deudas un 10% puede ser una forma más realista de abordar el pago de tus deudas que intentar pagarlas todas de golpe.

Además, debes saber cómo pagar tus deudas. No todas son iguales, así que según el tipo de deudas que tengas, deberás enfocar los pagos de forma diferente para poder lograr tus metas de ahorro. Un ejemplo de esto puede ser pagar primero las deudas con intereses más altos y pasar a las que tienen tasas de intereses cada vez más bajos.

2. Simplifica tus ahorros

Si te propones la meta de ahorrar una cantidad gigantesca de dinero en un corto periodo de tiempo, es muy probable que no lo consigas. Las metas de ahorro que comprenden un largo periodo de tiempo, pueden ser más difíciles de lograr, ya que si se te presentan imprevistos económicos es posible que tengas que dejar de ahorrar y que incluso te haga retroceder en tus esfuerzos.

En cambio, establece metas específicas, más pequeñas y a corto plazo. Tal vez necesites un nuevo smartphone, o ya tienes puesto el ojo en un regalo de navidad específico. Establecer metas de ahorro más pequeñas a corto plazo te puede ayudar a conseguir un impulso psicológico al lograrlas, lo que se traducirá en una mayor fuerza de voluntad en el futuro. Si por el contrario lo que deseas comprar es mucho más costoso, considera establecer ciertos hitos en el camino para lograr el mismo efecto pero en metas de ahorro mucho más grandes.

3. Controla tus gastos

Esto es un tema que hemos tocado en diferentes ocasiones, pero si la idea de establecer y mantener un presupuesto suena un poco abrumadora, no te preocupes, con una estrategia adecuada te será mucho más llevadero controlar tus gastos.

En vez de crear un presupuesto completo, puedes optar por realizar un seguimiento de tus gastos para tener una mejor idea de a dónde va tu dinero cada mes.

Si le parece difícil controlar sus gastos mediante el seguimiento de los gastos mensuales y los recibos diarios, puedes apoyarte en herramientas digitales. Las aplicaciones, junto con la banca móvil y en línea, ofrecen soluciones para realizar un seguimiento adecuado de gastos e identificar áreas en las que puedes recortar gastos.

4. Invierte en ti

Debido a la situación de los últimos meses, los ahorros a largo plazo se han disparado, y no es para menos, con la incertidumbre actual no es posible saber si llegarás a tener una jubilación digna. Empieza a ahorrar para tu jubilación lo antes posible, para que con la ayuda de la magia del interés compuesto, tu dinero tenga más tiempo para crecer exponencialmente. Esto es, sin lugar a dudas, una inversión en tu yo del futuro.

Dicho esto, tómate el tiempo para investigar qué opciones están disponibles y aprovechar las que realmente representan un beneficio para tus metas de ahorro, ya que esto puede marcar una gran diferencia en tu futuro.

metas de ahorro

No te rindas

Establecer metas de ahorro es importante, pero mantener hábitos es difícil. Para ayudarte a no fallar en tus esfuerzos, puedes programar una notificación en tu calendario que te ayude a monitorizar tus metas de ahorro cada mes. Si esto no es para ti, intenta pensar qué métodos podrían funcionarte para cumplir las metas que te propongas. Puedes comenzar con algo simple y buscar formas para aumentar la cantidad que ahorras con el tiempo. Con la planificación adecuada serás capaz de desarrollar hábitos permanentes, lo que resultará en cambios positivos para tus finanzas personales.

¿Te gusta? Compártelo:

¡Queremos mejorar! Envíanos tus sugerencias a info@bmiahorro.com

¿Quieres saber más sobre BMI Ahorro?

Ingresa en BMI Ahorro
y empieza a ahorrar