plan financiero como hacerlo (1)

Plan financiero: Qué es y por qué lo necesitas

Tener un buen plan financiero es una excelente forma de prepararte para tener éxito con tus finanzas en el futuro, y es una herramienta clave para una correcta planificación financiera. A continuación te explicaremos en qué consiste y cómo puedes crear uno.

El plan financiero

Para tener una planificación financiera sólida, necesitarás un plan financiero, un documento que puedes elaborar tú mismo o con ayuda de tu asesor financiero. Puedes hacerlo muy detallado o más superficial según sea tu necesidad. La idea es que este plan te ayude a concretar tus metas a corto y largo plazo.

El hecho de que tengas un plan financiero escrito, no quiere decir que haya quedado grabado en piedra. Deberás ajustarlo a medida que tu vida y metas vayan cambiando. Por eso es recomendable que lo revises y corrijas de forma periódica.

Si tienes conocimientos financieros, puedes crear tu propio plan financiero. Después de todo, es solo un documento que describe tu situación financiera actual, cómo te gustaría estar y cómo llegar a tu meta mientras proteges a tu familia y finanzas. 

Crear un plan financiero te hará pensar críticamente sobre cómo quieres que sea tu vida en el futuro. Teniendo en cuenta lo anterior, estas son las secciones que deberías incluir tu plan financiero:

plan financiero construir

Situación actual

Para saber a dónde ir, primero tienes que saber dónde estás. Un plan financiero debe recoger información importante sobre tus finanzas personales, incluidos tus ingresos, gastos, deudas, ahorros e inversiones. 

Si haces un seguimiento periódico de tus finanzas, obtener estos datos es mucho más fácil que comenzar desde cero. 

Revisa tus estados de cuenta, deudas e inversiones para encontrar información relevante sobre cada elemento financiero. Una vez que tengas una lista detallada, sabrás cuánto dinero puedes destinar a tus objetivos. Esta información también puedes utilizarla como punto de partida para proponerte metas a corto y largo plazo.

Objetivos financieros y plan de acción

Un plan financiero es un mapa para el futuro de sus finanzas. Debes establecer metas a corto, mediano y largo plazo para tu dinero dentro de tu plan. Los objetivos pueden incluir: saldar tus deudas, crear un colchón financiero, alcanzar una meta de inversión específica antes de jubilarte, etc.

Plan de jubilación

Uno de los mayores objetivos en la vida es poder jubilarse dignamente. Tu plan debe abordar el cómo planeas financiar tu jubilación y cómo crearás los medios financieros para hacerlo realidad.

Planificar tu jubilación es más que elegir una cantidad concreta de dinero. Tienes que decidir cuánto invertir cada año, en qué tipos de cuentas invertir y qué inversiones elegir. Una vez que alcances la edad de jubilarte, deberás tener una estrategia que preserve tus fondos para que tengas dinero hasta el final de tus días.

Protección de tus finanzas

Es indispensable que sepas administrar la forma en que proteges a tu familia y finanzas. Los seguros son una herramienta esencial para esto. Deberás tener en cuenta tus necesidades como por ejemplo, un seguro de auto, de vivienda, de vida, por invalidez, y muchos otros que dependen de tu estilo de vida y necesidades particulares. 

Además de los seguros, deberás hacerte cargo de cualquier planificación patrimonial a realizar. Es posible que desees tener un testamento u otros documentos de planificación patrimonial para asegurarte de que se respeten tus deseos cuando fallezcas.

¿Necesitas un plan financiero?

Muchos piensan que hacer un plan financiero es cosa de las personas con muchísimo dinero. Pero no podría estar más lejos de la realidad, todos pueden beneficiarse de esta gran herramienta.

Los planes financieros pueden ayudarte a determinar lo que necesitas hacer para tener un futuro financiero exitoso. Te ofrece un panorama de dónde estás comenzando y lo que debes hacer para llegar a cumplir tus sueños. 

Una vez que sepas qué objetivos debes lograr y cuándo deberás cumplirlos, estarás más motivado para avanzar más rápido. El tener un plan financiero que revises y actualices periódicamente te puede motivar mucho, ya que te ayudará a poner tus finanzas en buena forma para tu futuro y jubilación.

plan financiero construir

¿Cómo se hace un plan financiero?

Si tienes conocimientos financieros, puedes crear el documento tú mismo. Después de todo, solo deberás describir tu situación financiera actual, dónde deseas estar y cómo llegar allí.

Haz un inventario de tu situación actual

Lo primero que debes hacer es ver dónde estás actualmente. Primero, trabaja en el seguimiento de sus gastos e ingresos. Luego, calcula tu patrimonio neto. Esto implica recopilar información sobre tus activos (como efectivo e inversiones) y deudas (como créditos para autos o hipotecas). 

Una vez que tengas esta información, asegúrate de mantenerla actualizada mientras monitorizas tus gastos mensualmente. Considera actualizar tu patrimonio neto una vez al mes, al trimestre o al año según sean tus objetivos.

Construye un calendario para tus objetivos

Una vez que sepas dónde estás, piensa a dónde quieres ir. Hay muchas metas financieras que puedes establecer dependiendo de tu situación actual y a dónde quieres llegar. Una buena estrategia puede ser establecer un calendario para alcanzar tus metas. Esto te ayudará a calcular si es realista alcanzar tus objetivos en la línea de tiempo que te has propuesto o no. Si tu meta no es realista, deberás encontrar la forma para ganar más dinero, recortar gastos o ajustar tus metas.

Asegúrate de incluir plazos de tiempo realistas para no desanimarte y desechar tu plan financiero.

Determina las acciones necesarias para alcanzar tus objetivos

Una vez que tengas establecidos tus objetivos y tu calendario, es hora de comenzar a construir estrategias. Tener objetivos concretos objetivos solo sirve si intentas cumplirlos de forma activa.

Según tu calendario y los recursos financieros disponibles, establece cómo asignar tu dinero hacia tus metas. Para algunos objetivos, como prepararse para la jubilación, deberás averiguar qué instrumentos contratar. Para otros objetivos, como saldar rápido tus deudas, es posible que tengas que aumentar tus ingresos para lograrlos más rápido.

En base a esto, toma tus medidas y establece estrategias para lograr tus objetivos.

Monitoriza tu progreso

Un plan financiero funciona mejor cuando supervisas su progreso. Si creas uno y lo dejas en el olvido, no sirve de mucho. Establece controles mensuales, trimestrales o anuales para revisar tu plan financiero y ver cómo estás progresando.

Ajusta tu plan según lo necesites

Si las cosas no salen según lo planeado, es hora de ajustar. Si ves que no logras alcanzar tus objetivos propuestos, encuentra la forma de ponerte al día y cambia tu plan para reflejar los cambios. Sin embargo, hay situaciones en las no es posible ajustar tu plan financiero. En estos casos, lo mejor es que ajustes tu cronograma de objetivos para que sean más realistas.

Cambiar las fechas límites de tus objetivos y ajustar tu plan económico, no quiere decir que hayas fracasado. Al contrario, esto quiere decir que estás tomando el control sobre tus finanzas personales. Cuando conoces a fondo tu información financiera y mides tu progreso constantemente, avanzas mucho más rápido que si no tuvieras estos conocimientos.

En conclusión, construir un plan financiero puede resultar muy beneficioso, te permitirá conocer la salud de tus finanzas actuales y te ayudará a pensar cómo deberás hacer para cumplir con tus metas. Sin embargo, por muchos consejos que pongamos a tu disposición, éstos no son más que nuestra propia opinión de cómo puedes tomar el control de tus finanzas. Es bueno que contemples además, la posibilidad de contratar a un experto financiero, que será capaz de indicarte los detalles que hayas pasado por alto y ayudarte a mejorar tu plan financiero de forma eficiente para cumplir con todas tus metas. 

¿Te gusta? Compártelo:

¡Queremos mejorar! Envíanos tus sugerencias a info@bmiahorro.com

¿Quieres saber más sobre BMI Ahorro?

Ingresa en BMI Ahorro
y empieza a ahorrar