5 consejos sobre tu dinero que tienes que saber

El dinero va y viene en un ciclo cada mes. Trabajas para que te paguen y lo gastas casi la instante, sin buscar consejos sobre tu dinero o investigar cómo usar mejor cada peso que generas.

Pero hay otras formas de lograr que nuestros ingresos rindan más. ¡Por eso necesitas leer estos consejos sobre tu dinero!

Como consejo clave, puedes programar tus ahorros mensuales con BMI Ahorro en Ecuador.

Y es que no haber estudiado economía no es motivo para no analizar bien lo que hacemos con el dinero en nuestra vida diaria, todo lo contrario. No importa si ya te casaste o no tienes pareja, ni si has terminado tus estudios universitarios o ya estás por jubilarte, siempre será importante que manejes bien tus finanzas.

Por eso te dejamos 5 consejos sobre tu dinero para mejorar cada mes.

pareja armando presupuesto para gastar menos dinero

1. Arma un presupuesto

Para este consejo sobre el dinero importa muy poco la cifra de tu salario y gastos diarios. Siempre vas a necesitar un presupuesto para tener el control de tus finanzas.

Una vez planteado tu presupuesto con detalle, revísalo periódicamente para verificar que lo estás siguiendo al pie de la letra, o si necesitarás hacer algún ajuste por gastos inesperados. Otra cosa muy importante al armar tu presupuesto, es que siempre tienes que dejar un margen de ahorro, si ves que no es así, significa que estás gastando de más y que debes hacer algunos recortes.

2. Paga tus deudas

Estar endeudado es un gran obstáculo si quieres empezar a mejorar tus finanzas personales y cumplir tus metas o llevar una vida tranquila.

Otro de los consejos sobre tu dinero para salir de deudas es establecer un plan. Puede ser pagar una cantidad superior a la cuota mínima de una de tus deudas, y una vez saldada ésta haz lo mismo con cada una, así crearás un efecto “bola de nieve” y las pagarás más rápido.

Ahora tienes que mantenerte firme, poco valen los consejos sobre tu dinero pagar todas tus deudas, si en tu próxima compra te vuelves a endeudar sin necesidad. Puedes dejar tus tarjetas en casa o mantener solo una para gastos necesarios.

Otras ideas útiles que te pueden ayudarte a acelerar el proceso son: Vender cosas que ya no uses, buscar un segundo trabajo o reducir gastos no esenciales como suscripciones.

3. Vive por debajo de tus posibilidades

O lo que es igual, gasta menos de lo que ganas. Cuando usas cada centavo que ingresas, te quedas sin margen de maniobra para gastos no planificados, y dejas de ahorrar.

Esto puede llegar a ser un problema importante, sobre todo en lo que concierne a tu jubilación.

Vivir por debajo de tus posibilidades eliminará algunas de las presiones financieras que de otra forma podrías enfrentar.

Es verdad que al principio te será difícil, sin embargo una vez que pongas en práctica buenos hábitos para vivir con menos dinero, apreciarás el tener un extra a mano.

Más allá de lo que hemos dicho, vivir con menos de lo que ingresas hará posible la tarea de ahorrar para tu futuro. Empieza ahorrando 10% de tu salario, si eso es mucho puedes empezar con un 5%, lo importante es que poco a poco puedas ir aumentando tu capacidad de ahorro.

Puedes leer nuestro artículo sobre cómo ahorrar en tiempos de crisis para más información.

Ahorrar dinero para emergencias

4. Construye un colchón financiero

Nadie puede adivinar el futuro, así que nunca debes dar por hecho tu trabajo, salud ni capacidad física para trabajar. Si no ahorras, correrás el riesgo de endeudarte o no tener suficiente dinero cuando ocurra algo inesperado.

Por eso es importante tener un fondo de emergencia con lo suficiente para poder vivir de 3 a 6 meses, y mientras más tengas ahorrado mejor. Es importante que lo tengas en un lugar seguro, como una cuenta de ahorros, para poder disponer del dinero en cualquier momento.

Si aún no tienes un fondo de emergencia, te recomendamos que antes de ahorrar para cualquier otra cosa, abras una cuenta de ahorros y empieces a construir tu colchón financiero.

Una vez tengas ahorrado lo suficiente, revisa y ve añadiendo ahorros de forma periódica, así podrás asegurarte de que ese fondo se adapta a tus necesidades a medida que pasa el tiempo.

5. Invierte el dinero que no uses

Digamos que has dominado tus finanzas personales, y ya eres capaz de ahorrar y de comprar solo cuando lo necesitas, tienes en tu cuenta de ahorros lo suficiente para tu colchón financiero, y un extra que se está acumulando en tu cuenta.

Pues es el momento de poner esos ahorros a trabajar, puedes hacer uso de cualquier instrumento financiero que desees, como un plan de ahorro a mediano o largo plazo, o un plan de pensiones. Estos instrumentos financieros invierten en la bolsa, y a mediano y largo plazo son los que más intereses generan con tus ahorros ya que los intereses producidos cada año son reinvertidos, es decir que si depositamos $1000 durante 5 años con una rentabilidad del 5% anual, al final de esos 5 años tendrás $ 1276.28 ¿Suena bien, verdad? Por supuesto que mientras más dinero inviertas, y mientras más tiempo lo tengas trabajando para ti, mayores serán las ganancias.

En definitiva, lo importante es que empieces a conocer tus finanzas, para que poco a poco puedas conocer el uso que le das a tu dinero, y así poder tomar las decisiones correctas para poder administrarlo correctamente.

Si logras convertirte en un experto de tus finanzas personales, será mucho más fácil ahorrar para cumplir todas tus metas sin endeudarte ni comprometer tu futuro ni el de tu familia.

¿Te gusta? Compártelo:

¡Queremos mejorar! Envíanos tus sugerencias a info@bmiahorro.com

¿Quieres saber más sobre BMI Ahorro?

Ingresa en BMI Ahorro
y empieza a ahorrar