ahorro con interés compuesto

Ahorro con interés compuesto: qué es y sus beneficios

Cuentas bancarias, tarjetas de crédito, créditos educativos, créditos hipotecarios, préstamos personales ¿En qué se parecen? Todos utilizan ahorro interés compuesto. Para administrar bien tus finanzas personales, es muy útil que tengas una comprensión básica de qué es y cómo ahorrar con interés compuesto.

Entonces, ¿cómo funciona el interés compuesto? Pues no es tan complicado como piensas, y puedes usarlo a tu favor para aprovechar al máximo el dinero que tienes.

Tasa de interés compuesto

Primero repasemos qué es el interés simple

Comencemos con algunos términos importantes: la cantidad de dinero que depositas en una cuenta o inversión que genera intereses se denomina «capital inicial». Entonces, si depositas $ 600 de tu propio dinero en una cuenta de ahorros, esos $ 600 son el capital inicial. Cualquier dinero que ganes además de esos $ 600 es lo que se conoce como «interés».

Ahora, para comprender el interés compuesto, es útil que entiendas qué es el «interés simple». El interés simple es el interés ganado solo en tu capital. Entonces, si ganas un interés simple de $ 600 a una tasa de interés anual del 5%, recibirás un interés del 5% (es decir, $ 30 de dinero extra) cada año. Sin embargo, el interés compuesto funciona de manera diferente.

¿Cómo funciona el interés compuesto?

El interés compuesto se acumula no solo en la inversión original (capital inicial), sino también en el saldo total de tu cuenta, incluido cualquier interés acumulado desde que invertiste el capital inicial. Por lo tanto, después de cada período de capitalización en el que se devengan intereses, seguirás ganando intereses sobre la nueva cantidad (interés sobre el interés), que se aumenta con el tiempo y permite aumentos exponenciales en tus ahorros.

Pongamos un ejemplo, imagina que inviertes $ 600 de capital en una cuenta que gana 5% de interés compuesto cada año. Entonces, dentro de un año, tendrás $ 600 más el 5% de $ 600, que son $ 30. En total, tendrás $ 630 después del primer año.

Hasta este punto, este ejemplo es igual que nuestro escenario de interés simple, pero aquí es donde entra en juego el interés compuesto. Al final del segundo año, no solo ganarás otros $ 30 en intereses. En cambio, tu cuenta ganará el 5% de $ 630, que es $ 32.5. En total, tendrás $ 662.5.

Esto quiere decir que al cabo de 10 años podrás tener $ 977.34 ahorrados, tan solo con los $ 600 iniciales que has invertido.

Como puedes ver, el interés compuesto es una herramienta muy poderosa. Tu depósito inicial y la cantidad de interés aumentan exponencialmente con el tiempo a medida que aumenta la cantidad en dólares que constituye el 5%, por lo que la tasa de rendimiento es mucho mayor.

¿Quieres hacer tus propios cálculos? Visita nuestra calculadora de interés compuesto.

Cómo ahorrar con interés compuesto

Está claro que poner tu dinero en una cuenta de ahorros con intereses, es una mejor opción que esconder tus ahorros debajo de tu colchón, pero te dejamos algunos consejos para que puedas sacarle el mayor provecho posible a tus ahorros.

Pareja ahorrando con interés compuesto

1. Ahorra con interés compuesto desde hoy

El mejor aliado de los intereses es el tiempo. En el ejemplo anterior, apreciamos lo mucho que puedes hacer crecer tus ahorros durante 10 años, en lugar de simplemente guardar tu dinero en casa.

Tu mejor opción, es comenzar a ahorrar lo antes posible en una cuenta que genere intereses altos. Mientras más pronto empieces a ahorrar, más tiempo tendrás para hacer crecer tu dinero.

2. Está bien comenzar con poco

Es posible que no ahorres porque piensas que no tienes suficiente dinero para invertir. Sin embargo no dejes que esto te desanime. Si comienzas joven, incluso ahorrar $ 25 dólares al mes puede significar que en 10, 20, 30 o 40 años tendrás ahorros suficientes para poder financiar tus metas, e incluso más

3. Aumenta tu capacidad de ahorro

Si el tiempo es el factor primordial para hacer crecer tus ahorros, el segundo es tu dinero. En resumen, mientras más dinero ahorres, más intereses generarás.

Por ello debes hacer del ahorro una prioridad en tu vida, en nuestro blog podrás encontrar varios artículos que te ayudarán a mejorar tu estrategia de ahorro.

Hombre calculando interés compuesto

4. Sé inteligente al momento de elegir un instrumento de ahorro

La tasa de interés que obtienes sobre sus ahorros juega un papel importante en la rapidez con la que tu dinero crecerá en el tiempo. Con esto presente, vale la pena asegurarte que estás obteniendo el mejor rendimiento posible incluso antes de comenzar.

En primer lugar compara tu banco con otros que te puedan interesar ¿Qué tasas de interés ofrecen otras entidades en sus planes de ahorro? Si parte o todo tu dinero está en una cuenta corriente sin intereses, busca un banco que te ofrezca cuentas de ahorro con intereses.

Si tu dinero se invierte en el mercado, investiga regularmente para ver cómo funcionan sus activos, y no te dejes engañar por la promesa de rendimientos altísimos. Asegúrate de lograr un equilibrio entre el crecimiento potencial de tu dinero y tu tolerancia al riesgo.

Si aún tienes más dudas te compartimos 3 métodos de ahorro y presupuesto para alcanzar tus metas.

5. Huye de las deudas

Desafortunadamente, el interés compuesto no siempre es tu amigo. Cuando tienes deudas, el interés compuesto juega en tu contra. Cada mes que tengas una tarjeta de crédito, préstamo u otro saldo sin pagar, también deberás el monto que ha cobrado más los intereses no pagados que hayas acumulado.

Tu mejor opción es ponerte pilas para pagar tus deudas lo más rápido posible. Paga siempre más que el mínimo y establece una estrategia para reducir tu deuda.

Cuando de interés compuesto se trata, no hay forma de esquivar los intereses. Aquí todo depende de tu esfuerzo para ahorrar todo lo que puedas y reducir lo que debes.

6. El interés compuesto es cuestión de paciencia

Los expertos dicen que la estrategia más inteligente es ahorrar e invertir de manera consistente y a largo plazo, por lo que una vez que guardes algo de dinero, no lo retires en unos meses o un año. Tu paciencia será recompensada: si le das tiempo a tu dinero para crecer y multiplicarse, es mucho más probable que puedas jubilarte cómodamente y cumplir tus metas.

Ahora que ya entiendes cómo funciona el interés compuesto y cómo puede ayudarte para hacer crecer tu dinero, estás un paso más cerca de tomar el control de tus finanzas personales y ahorrar como nunca.

¿Te gusta? Compártelo:

¡Queremos mejorar! Envíanos tus sugerencias a info@bmiahorro.com

¿Quieres saber más sobre BMI Ahorro?

Ingresa en BMI Ahorro
y empieza a ahorrar