¿Cuáles son los tipos de interés en Ecuador? 

Seguramente cuando escuchas hablar de tasas o tipos de interés lo primero que piensas es en el dinero que los bancos cobran cuando sus clientes han adquirido un crédito o han comprado un producto en cuotas, y la verdad es que algo de razón tienes. 

Una tasa de interés equivale al valor del dinero en el tiempo. 

Suena un poco extraño decir que el dinero tiene un valor en el tiempo, pero es que el dinero es un bien que sirve para comprar otros bienes y servicios. Y es justamente esta característica la que ha hecho que se le otorgue un valor que le permita mantener su condición como medio de pago. Ese valor adicional, es la tasa de interés

Sin embargo, una tasa de interés también puede ser entendida como una especie de incentivo que se le otorga a quien decide ahorrar sus recursos o invertir en instrumentos financieros que generen rentabilidad, como sucede con las cuentas de ahorro o las pólizas de acumulación. A este tipo de tasa de interés se le conoce como interés pasivo, ya hablaremos de él más adelante. 

¿Cuáles son las tasas de interés? 

En término generales existen dos tipos de interés: 

  • Tasa de Interés Activa: corresponde al precio que cobra una institución crediticia por el dinero prestado. 
  • Tasa de Interés Pasiva: precio que debe pagar una institución por el dinero que recibe en calidad de préstamo o depósito. 

Ahora bien, dentro de las tasas de interés pasivas podemos hablar de dos tipos de intereses más: simple y compuesto. 

Interés simple:

Es el interés ganado solo en tu capital inicial, en la cantidad de dinero que depositas en una cuenta o inversión y que luego va a ir generando intereses. Entonces, si ganas un interés simple de $600 a una tasa de interés anual del 5%, recibirás un interés del 5% (es decir, $30 de dinero extra) cada año.

Interés compuesto:

En este tipo acumulas dinero no solo en la inversión original (capital), sino también en el saldo total de tu cuenta, incluido cualquier interés acumulado desde que invertiste el capital inicial.

Por ejemplo, si inviertes $600 de capital en una cuenta que gana 5% de interés compuesto cada año. Entonces, dentro de un año, tendrás $600 más el 5% de $600, que son $30. En total, tendrás $630 después del primer año.

Hasta este punto, este ejemplo es igual que nuestro escenario de interés simple, pero aquí es donde entra en juego el interés compuesto. Al final del segundo año, no solo ganarás otros $30 en intereses. En cambio, tu cuenta ganará el 5% de $630, que es $32.5. En total, tendrás $662.5.

Esto quiere decir que al cabo de 10 años podrás tener $977.34 ahorrados, tan solo con los $600 iniciales que has invertido.

Seguro piensas que ahorrar con interés compuesto es la opción más poderosa para aquellos que buscan ahorrar con rendimientos, y la verdad es que sí. Es una de las mejores opciones, y estos son algunos de sus beneficios: 

Beneficios de ahorrar con interés compuesto: 

Capitalización de los intereses cobrados:

Con este tipo de ahorro lo que estamos haciendo es reinvertir los intereses generados, es decir, se capitalizan.

Por ejemplo, imagina que decides invertir $30,000 en una entidad que te da un interés anual del 10%, luego del primer año el capital del que dispones es de tu inversión inicial de $30,000 más los intereses del 10%, que son $3,000; y en total serían $33,000.

En el segundo año tendríamos $33,000, más los $3,600 de intereses que se han reinvertido. Y así sería año tras año, de la siguiente manera: 

Cuadro con los montos de interés ganado del año 1 al año 10

El ahorro con interés compuesto genera una capitalización que crece de manera exponencial, lo que permite alcanzar grandes sumas de dinero a largo plazo.

Genera disciplina financiera:

Para muchos ahorrar mes a mes y de manera programada es todo un desafío. Con ahorros de interés compuesto para poder generar el mayor rendimiento no debes sacar el dinero invertido, por lo que te obliga a tener disciplina financiera y evitar gastar el dinero ya que si no lo haces, no lograrás tus metas de ahorro. 

Aportaciones extras:

Muchos productos de este tipo de ahorro permiten hacer aportaciones extras, que es básicamente inyectar algo de dinero adicional al capital que ya tienes. Lo que va a impulsar el crecimiento de tu capital y los intereses que vayas generando. 

¿Cómo se calculan las tasas de interés?

La entidad encargada de regular el valor de una tasa de interés es el Estado, en Ecuador es el Banco Central del Ecuador (BCE). Ahora bien, existen diferentes metodologías a la hora de fijar estos valores, pero no vamos a entrar muy a fondo en este punto porque no es una clase de economía ¿cierto?. 

Sin embargo, a grandes rasgos una metodología de tasas de interés debe responder a algunas de las siguientes preguntas: 

  • ¿Cómo hacer que las tasas de interés ayuden a fomentar el crédito o a incentivar el ahorro?
  • ¿Cómo lograr que baje el riesgo de las entidades financieras y exista seguridad para el ahorro de sus depositantes?
  • ¿Cómo potenciar el consumo?. 

Es muy importante que un país implemente una buena metodología para fijar sus tasas de interés, donde se busque volver sostenible la economía y ayudar a que más personas se integren al sistema financiero.

¿Qué relación tienen la inflación y las tasas de interés?

Los Bancos Centrales son los encargados de controlar la cantidad de dinero en circulación, ya que si hay mucho dinero en el sistema tiende a haber inflación.

Entonces, la relación entre la inflación y las tasas de interés es directa porque si el Banco Central del Ecuador decide bajar los tipos de interés, el precio del dinero será más barato. La demanda va a subir, las personas y las empresas van a pedir más créditos, y en general, la economía recibirá un impulso de crecimiento, aunque por otro lado va a subir la inflación

Si en cambio los tipos suben, el dinero será más caro, habrá menos créditos y la economía se resentirá, aunque si hubiera un episodio de inflación en la zona (de demanda) se controlará.

Ahora que ya sabes cuáles son los tipos de interés en Ecuador y cómo funciona el interés compuesto, podrás diseñar una estrategia para ahorrar e invertir a largo plazo.

Si quedaste con ganas de saber más sobre el interés compuesto, no te pierdas otro de nuestros artículos.

Empezar a ahorrar con interés compuesto es más fácil con BMI Ahorro, un seguro de vida con ahorro que puede ayudarte a ahorrar con rendimientos de manera programada: 

proyección de ahorro con interés compuesto

 Calcula todo lo que puedes ahorrar aquí.  

¿Te gusta? Compártelo:

¡Queremos mejorar! Envíanos tus sugerencias a info@bmiahorro.com

¿Quieres saber más sobre BMI Ahorro?

Ingresa en BMI Ahorro
y empieza a ahorrar