desempleo

¿Qué hacer con tus finanzas si te quedas sin trabajo?

Siempre llega un momento en la vida en que ocurren imprevistos. Es usual que tu vida dé un giro de 180 grados cuando menos te los esperes. Puede ser un nuevo hijo, una mudanza, casarte o un cambio en tus ingresos. En cualquier caso, es importante evaluar las finanzas de tu hogar y decidir cómo afrontar la situación. En este artículo te dejamos 5 formas de reevaluar tus finanzas en caso de que llegues a perder tu trabajo.

1. Actualiza tu presupuesto

Probablemente ya tienes un presupuesto, pero si no es el caso, este es el momento perfecto para crear uno. Normalmente la palabra presupuesto tiene una connotación negativa para muchas personas, pero en realidad no es algo que debas temer. Un presupuesto es simplemente una herramienta y, como toda herramienta, se puede utilizar de forma correcta o incorrecta. Empieza por hacer un seguimiento de tus gastos mensuales y compáralo con tus ingresos. Si has perdido tu trabajo, este ingreso puede ser cualquier indemnización que hayas recibido, prestación por desempleo o trabajo a tiempo parcial. 

Si en tu caso ya tienes un presupuesto definido, al quedarte sin trabajo deberás ajustarlo acorde a tus nuevos ingresos.

2. Elimina por completo los gastos no esenciales

El método 50/30/20 es un método muy popular para hacer presupuestos. Este método dice que el 50% de tus ingresos debe ir a lo esencial (necesidades), el 30% a lo que tu quieras y el 20% a los ahorros. Mientras más fiel seas a esta regla, menos cambios tendrás que hacer en tu presupuesto después de quedarte sin trabajo inesperadamente. Si en tu hogar hay 2 ingresos y uno de los miembros pierde su trabajo, es posible descartar cosas cosas para vivir con el 50% de los ingresos.

Ahora es el momento de revisar tus gastos recurrentes y ver cómo puedes simplificar tus finanzas. Sé tajante: según la cantidad de dinero que ingreses, es posible que debas deshacerte de la mayoría o todos tus gastos no esenciales hasta que tengas un nuevo trabajo y nuevos ingresos.

3. Deja de ahorrar y usa tu fondo de emergencia

Ahorrar para un imprevisto es importante y tener un colchón financiero es una de las claves para tener una base financiera sólida. Bueno, perder tu trabajo es el imprevisto para el que has estado ahorrando. Uno de los primeros pasos para reevaluar tus finanzas después de una pérdida de trabajo inesperada es parar cualquier contribución de emergencia o jubilación no esencial.

También puedes dejar de contribuir a tu colchón financiero y hacer uso del mismo. Es normal que en una situación en la que tienes una pérdida repentina de ingresos no vivas con menos de lo que ingresas. Lo mejor que puedes hacer es minimizar tu déficit cada mes. Calcula cuánto dinero perderás cada mes que no tengas ingresos y determina cuántos meses te durará tu fondo de emergencia.

Por supuesto, de poco sirve este consejo si te has quedado sin trabajo y no has preparado un colchón financiero. Debes prepararte mucho antes de que ocurra un imprevisto. Si estás leyendo este artículo y tu situación financiera es cómoda, asegúrate de prepararte para cualquier imprevisto financiero o de otra índole que se te pueda presentar en la vida.

4. Conoce tus beneficios

Si te enfrentas a un desempleo inesperado (te han despedido), puede que seas elegible para una indemnización. Si estás dado de alta en el IESS podrías aplicar para el seguro de desempleo. Asegúrate de reclamar todos los beneficios que te correspondan por ley.

5. Busca un trabajo a medio tiempo o a destajo

Solo hay dos formas de compensar un déficit mensual. Puedes reducir tus gastos o aumentar tus ingresos. Reducir el gasto está bien como primer paso, pero realmente hay un límite de lo que puedes recortar antes de quedarte sin opciones. Una vez que hayas alcanzado este punto, deberás concentrar tu tiempo y esfuerzos en aumentar tus ingresos.

Lo mejor es que dediques la mayor parte de tu tiempo a buscar un nuevo trabajo en tu rubro. Los trabajos a medio tiempo y a destajo no remuneran lo suficiente como para cubrir tus gastos, a diferencia de un trabajo a tiempo completo en tu área de especialización. Mientras tanto, aquí te dejamos algunas maneras para ganar dinero extra rápidamente:

  • Vende cosas que ya no uses o necesites
  • Presta servicios en apps como Uber, Cabify, Rappi, Glovo, Tipti, etc.
  • Abre un negocio propio

Con suerte, estas sugerencias te ayudarán a reevaluar tus finanzas después de una pérdida de trabajo inesperada y te ayudarán a sobrevivir hasta que puedas estabilizarte nuevamente.

¿Te gusta? Compártelo:

¡Queremos mejorar! Envíanos tus sugerencias a info@bmiahorro.com

¿Quieres saber más sobre BMI Ahorro?

Ingresa en BMI Ahorro
y empieza a ahorrar