prepararte para una jubilación

Así puedes prepararte para una jubilación segura

Es una realidad que la vida cambia al momento del retiro laboral. Por ello, para minimizar los efectos de este cambio es aconsejable prepararse para la jubilación con tiempo, no solo en la parte psicológica, sino también en la económica.

Gastar de más, ser demasiado conservador al invertir y desviarte de tus planes; son algunas de las trampas más comunes al prepararte para la jubilación. Lo bueno es que con un poco de dedicación y planificación son situaciones que se pueden evitar.

Es importante ver esta última etapa como un periodo para cuidarte y realizar todas las actividades que antes no hiciste por falta de tiempo libre. Para ellos una de las cosas que tienes que empezar a hacer es planificarte desde temprano para mantener un poder adquisitivo equilibrado.

También hay otro tipo de riesgos como enfermarte o que ocurra una recesión económica, que podrás enfrentar si has sido previsivo con tu planificación, y que si bien este tipo de situaciones no las puedes evitar, sí que puedes gestionarlas.

Para ayudarte a hacer frente a estos escenarios de vida, te dejamos cuatro de los peligros más comunes al prepararte para una jubilación de una manera segura y los pasos que puedes tomar para estar preparado.

1. Vivir más que tus ahorros

Gracias a los avances de la medicina, así como la adopción de estilos de vida más saludables, las personas en general viven cada vez más. Por supuesto que esto es bueno, sin embargo gracias a esto, la posibilidad de vivir más de lo que has ahorrado es muy real. 

Es probable que calcules mal tu esperanza de vida si la comparas con la de tus familiares. La verdad es que la esperanza de vida ha crecido notablemente de una generación a la siguiente.

Para hacer frente a esta situación puedes considerar gestionar años más tarde la jubilación al IESS. Aunque esto implicaría sacrificar ingresos desde el principio, saber que tendrás pagos si llegas a los ochenta y noventa es como tener un seguro de vejez.

Entonces, para contrarrestar esto lo ideal no es no ahorrar, sino empezar a ahorrar cuanto antes. Aquí te compartimos cómo empezar a ahorrar para tu jubilación en 5 pasos.

2. Inflación

La inflación reduce tu poder adquisitivo con el tiempo. Las personas jubiladas son especialmente vulnerables.

Durante un período de 10 años, una tasa de inflación del 2% puede reducir el valor de cada $ 100,000 ahorrados a $ 82,035. Si esto lo llevamos a 25 años, que es lo que normalmente podría durar tu jubilación, la cifra se reduce a $ 60,953.Para hacer frente a esto, considera las inversiones que podrían crecer junto con la inflación, como bienes inmobiliarios o acciones.

Es importante cuidarte cuidarte a ti mismo 💙, de lo contrario corres el riesgo de no poder cuidar y mantener a tus seres queridos a largo plazo.

3. Cambios en el mercado

Aunque los mercados históricamente crecen en el tiempo, fluctúan constantemente. Si ocurre una caída significativa del mercado poco antes o al comienzo de tu jubilación, el valor de tus inversiones podría reducirse hasta el punto de tener consecuencias a largo plazo. Incluso si el mercado mejora, si los primeros años de tu jubilación son malos, será difícil recuperarte.

Revisa tus inversiones. A medida que se acerque tu jubilación, cambiar a un enfoque de inversión más conservador y una cartera variada puede ayudarte a protegerte de las caídas del mercado.

Recuerda siempre consultar con tu asesor financiero antes de hacer algún cambio en tus inversiones para asegurarte de que estás tomando la decisión adecuada.

ahorro para jubilación

4. Aumento de los gastos médicos

Al momento de planificar nuestras finanzas, algo que no solemos tomar en cuenta son los riesgos de la atención médica. De hecho a medida que envejeces, la probabilidad de que en algún momento necesites atención médica a largo plazo, va en aumento. Este tipo de cuidados médicos no solo puede llegar a incluir la estadía en el hospital, sino también ayuda con las actividades diarias como bañarse o en las tareas del hogar. Incluso si no llegases a necesitar este tipo de cuidados, es probable que tu gasto en salud aumente a medida que envejezcas, y es importante prepararte para poder cubrir estos costos.

Planifica con anticipación la posibilidad de obtener cobertura para la atención de larga duración. Algunas personas pueden permitirse pagar en efectivo este tipo de cuidados o tienen la suerte de depender de hijos mayores o familiares para recibir ayuda. Sin embargo, para la mayoría tener un seguro de salud a largo plazo puede ser la mejor opción.

También puedes considerar construir un colchón de salud. Así como tienes un colchón financiero para imprevistos, puedes considerar tener una cuenta de ahorro a largo plazo con altos rendimientos dedicada exclusivamente a tus cuidados de salud en tu jubilación.

Uno de los productos que podrán ayudarte a preparar tu jubilación son los seguros de vida y ahorro. Descubre más sobre BMI Ahorro, el primer seguro de vida y ahorro en Ecuador, 100% online y sin papeleos.

Para una jubilación segura no podemos olvidarnos de la parte psicológica. Dejar la rutina laboral después de tanto tiempo puede ser motivo de depresión o ansiedad para muchas personas. La clave está en ocupar parte del tiempo haciendo algo que disfrutes, mantener relaciones con amigos y familiares y planificar tu tiempo libre para no caer en una rutina que te genere desidia o aburrimiento.

El futuro es algo que se sale de nuestro control, pero con un poco de planificación y esfuerzo, podrás ser capaz de prepararte para una jubilación segura tener la tranquilidad de que podrás afrontar todo lo que se te presente en el futuro👴🏽👵🏽.

¿Te gusta? Compártelo:

¡Queremos mejorar! Envíanos tus sugerencias a info@bmiahorro.com

¿Quieres saber más sobre BMI Ahorro?

Ingresa en BMI Ahorro
y empieza a ahorrar