tecnicas para mejorar la calidad de vida

Técnicas para mejorar tu calidad de vida

En los últimos 100 años el ser humano se ha dedicado a buscar como mejorar su calidad de vida, a través de la ciencia, la alimentación, la actividad física y el manejo del estrés con técnicas como el mindfulness. 

Y lo ha conseguido de manera exitosa, pues la esperanza de vida aumentó significativamente en los últimos años. De hecho, si hubiéramos nacido a principios del siglo XIX, no hubiéramos llegado a los 40 años. Sin embargo, los nacidos en los últimos 20 años vivirán, en promedio, hasta los 75 años.

Mantener un estilo de vida saludable radica no sólo en tener beneficios estéticos o superficiales, sino en el hecho de cuidar nuestra salud a corto y largo plazo. Y es que queremos vivir muchos años, pero vivirlos con salud. 

¿Cómo mejorar la calidad de vida?

  • Mantener una buena alimentación: esto incluye alimentarse de manera sana y nutritiva para estar nutrido y mantener un peso saludable, de acuerdo a nuestras características.
  • Realizar actividad física: moverse diariamente, al menos 30 minutos al día, ya es un gran paso. Mientras más ejercicios realices mejor estará tu salud.
  • No fumar: el tabaco es uno de los factores de riesgo más comunes que puede causar enfermedades como el cáncer, dolencias cardíacas, derrames cerebrales, diabetes, enfisema pulmonar y más.
  • Gestionar el estrés: hoy día hay muchas maneras de gestionar el estrés como las técnicas de meditación, el mindfulness, yoga, trabajos de respiración o cualquier otra actividad que sirva para relajarte y dejar atrás la ansiedad y las preocupaciones.
  • Tener buenos hábitos al dormir: diferentes estudios han comprobado que es importante dormir entre 7 y 8 horas al día.

Una investigación reciente asegura que seguir estos hábitos de vida sanos puede aportar mayor bienestar y calidad de vida, retrasar dolencias y alargar la longevidad.

gestionar estres en naturaleza

Cómo gestionar el estrés

Existe una gran cantidad de técnicas que pueden ayudarte a gestionar el estrés de la mejor manera, y es que lo que sirve para uno no necesariamente sirve para todos. Hay para todos los gustos. 

Una de las más conocidas es el mindfulness, llamado también atención plena, no es más que ser conscientes en el momento presente. Es una práctica de meditación, que busca mantener la consciencia en lo que estamos viviendo en el momento actual, a través de técnicas de concentración y atención.

Lo que suele ocurrir es que en el día a día, nos centramos en prestar atención al futuro o al pasado, y no en fijarnos en una pequeña parte del momento actual. Si lo que estamos viviendo nos gusta esperamos que continúe y si no nos gusta, deseamos que se acabe.

Y es que la verdad es que no tenemos acción en lo que ya sucedió (pasado) y lo que está por venir (futuro). Sin embargo, la muerte es una realidad segura para todos los seres humanos y dejar esto listo puede evitarte algunas preocupaciones.

Otras de las técnicas pueden ser: 

  • Practicar yoga o taichí: ambas se basan en un trabajo respiratorio.
  • Estar en contacto con la naturaleza: y si es practicar deporte en exteriores, mejor aún. La naturaleza reduce la frecuencia cardíaca y la tensión arterial, incluso mejora el estado de ánimo.

Seguro de vida con ahorro y calidad de vida

La decisión de contratar un seguro de vida es porque existe una intranquilidad o temor por la estabilidad familiar, por el bienestar de los que más quieres cuando ya no estés.

Es por eso que tener un seguro de vida te dará tranquilidad, y te restará preocupaciones, por lo que mejorará tu calidad de vida.

Incluso podríamos decir que contratar una póliza supone un esfuerzo, una concentración y un análisis de tu presente y del entorno, muy similar a lo que hacemos con el mindfulness. Pues tienes que evaluar diferentes factores desde afuera, antes de tomar la decisión que mejor se adapte a ti.

Y si contratas un seguro de vida que además de garantizar una póliza con cobertura de vida incluye un plan de ahorro, la protección será doble. 

Descubre las diferencias entre un tipo de seguro de vida y un seguro de vida con ahorro:

seguro de vida con plan de ahorro

Combinar hábitos saludables, técnicas para gestionar el estrés y un seguro de vida con ahorro te van a permitir poner distancia e impedir que los problemas del futuro condicionen tu día a día.
Si aún contratar un seguro de vida no te termina de convencer, no te pierdas 5 razones para tenerlo.

¿Te gusta? Compártelo:

¡Queremos mejorar! Envíanos tus sugerencias a info@bmiahorro.com

¿Quieres saber más sobre BMI Ahorro?

Ingresa en BMI Ahorro
y empieza a ahorrar