¿Te gusta? Compártelo:

¡Queremos mejorar!
Envíanos tus sugerencias a info@bmiahorro.com

Diferencias entre separación y comunidad de bienes en el matrimonio

Casarse es un momento determinante en la vida de una pareja, no solo por la parte sentimental sino también por la parte económica. Si estás por casarte o por legalizar tu unión de hecho es importante que sepas que hay decisiones que deberán tomar sobre los bienes de cada uno de los miembros de ese matrimonio.

Estas medidas son consideradas para aplicarse, no durante el matrimonio, si no en la disolución del mismo.  

En Ecuador, y según el Código Civil, existen tres regímenes de bienes en el matrimonio y la unión de hecho:

Diferencias entre los regímenes de bienes

Comunidad universal de bienes:

Esta se aplica automáticamente como disposición legal al contraer matrimonio o unión de pareja de hecho.

¿En qué consiste?

Al legalizar la unión se crea una sociedad donde estarán todos los bienes de los cónyuges o convivientes y se creará una especie de copropiedad.

Es decir, que todos los bienes de ambos cónyuges que sean adquiridos antes o durante el matrimonio estarán ingresados en esa sociedad. En este tipo de régimen es indiferente si:

  • La adquisición del bien la realizó uno solo de los cónyuges o convivientes
  • Se trata de un bien adquirido con el dinero producto de su trabajo
  • Alguno de los cónyuges o convivientes no trabaja o no aporta gastos del hogar

En caso de venta o traspaso de alguno de estos bienes es necesario el consentimiento de los dos cónyuges o convivientes.

Comunidad parcial de bienes

Se trata de un acuerdo entre cónyuges o convivientes en unión de hecho legalmente reconocida, donde se incluyen o se excluyen ciertos bienes o ingresos a la sociedad.

Cuando se trata de un matrimonio, este tipo de régimen se conoce como: “capitulaciones matrimoniales”, mientras que en la unión de hecho se le llama: “régimen distinto a la sociedad de bienes”.

Bajo esta modalidad se pueden realizar “donaciones entre cónyuges o convivientes”, donde un bien que es de exclusiva propiedad de uno de los cónyuges o convivientes puede pasar a ser de exclusiva propiedad del otro cónyuge o conviviente, a través de una donación.

También se puede establecer que determinados ingresos o bienes pasen a formar parte de la sociedad, y otros no. Este acuerdo puede ser modificado por acuerdo de las partes, y las donaciones pueden ser revocadas.

Separación total de bienes

Ésta suele ser una de las modalidades de mayor uso.

¿En qué consiste?

Como su nombre lo dice, se trata de la separación total de los bienes. Esto quiere decir que en un matrimonio o unión de pareja de hecho no existe la sociedad conyugal o sociedad de bienes.

Cada cónyuge o conviviente es dueño exclusivo de los bienes que adquiera durante el matrimonio o la unión de hecho, tendrá la libertad de administrarlos sin necesidad de la firma o consentimiento de su pareja.

Ahora bien, en caso de querer ser dueños de una propiedad en conjunto, ambos deberán concurrir a la compra.

diferencia de bienes

Me caso, ¿cuál régimen debo elegir?

Es importante que tengas en cuenta que si no especifican ni se lleva a cabo el papeleo debido, se impondrá por defecto la comunidad universal de bienes.

Éstas son algunos aspectos que debes valorar antes de tomar una decisión:

  • ¿Quieres ser dueño de tu patrimonio y no repartir tus ingresos económicos con tu cónyuge o conviviente? Si quieres esto y disponer de tu patrimonio de forma libre, debes firmar una separación de bienes.
  • Aunque se esté en separación de bienes, ambos cónyuges pueden tener bienes comunes adquiridos de forma conjunta durante el matrimonio.
  • Si llega a ocurrir un divorcio, el proceso cuando se tiene comunidad universal o parcial tiende a ser un proceso más largo y complejo, mientras que, si se tiene separación de bienes, será un poco más corto.
  • Una de las desventajas de la separación de bienes es cuando uno de los contrayentes no tiene solvencia económica: no trabaja o está jubilado, por ejemplo.

Protege el futuro de tu pareja

Cuando te casas o firmas un acuerdo de unión de hecho es porque esperas pasar el resto de tu vida con esa persona, ¿cierto?. Tienen la idea de vivir un futuro juntos, de crecer como pareja, de compartir nuevos proyectos y de alcanzar metas.

Si estás en esta situación con tu pareja es importante también aprender a administrar el dinero juntos. Hay muchas maneras de hacer esto, pero una de ellas es contratar un seguro de vida que garantice esa protección del futuro si llegases a faltar. Descubre porqué es importante tener un seguro de vida.

Al momento de contratar una póliza de vida, designas a un beneficiario, quien puede ser tu cónyuge, y es quien recibirá el monto asegurado cuando ya no estés; permitiéndole así sobre llevar gastos que antes compartían y que ahora deberá llevar por sí solo.

Con BMI Ahorro podrás contratar un seguro de vida con ahorro, donde combinarás póliza de vida y plan de ahorro en un solo lugar, garantizando así una doble protección para tu futuro.

Y es que hay varias cosas que no deberías dejar a la suerte, y una de ellas es tu futuro… Protege lo que más amas hoy con un seguro de vida y ahorro.

¿Quieres saber más sobre BMI Ahorro?

Déjanos tu correo electrónico para recibir más información

Nuestro sitio web usa cookies propias y de terceros para analizar el tráfico, mejorar nuestros servicios y conocer el comportamiento del usuario. Si continúas navegando, entenderemos que aceptas nuestra Política de cookies.