¿Qué es la libertad financiera y cómo conseguirla?

La libertad financiera es algo de lo que se habla a menudo últimamente, algunas personas dicen que se trata de poder comprar todo lo que quieras y cuando quieras, no tener nada de deudas, o simplemente ser rico, son varias las ideas que tenemos sobre este término. Pero, si es que no conocemos correctamente en qué consiste el objetivo de libertad financiera. ¿Cómo lo podremos lograr?

La libertad financiera es contar con suficientes ingresos residuales para cubrir tus necesidades, no se trata de tener toneladas de dinero, sino de tener lo suficiente para cubrir todos tus gastos, y puedas dedicar parte de tu tiempo en hacer las cosas que realmente te gustan y no dedicarlo solo a hacer cosas para ganar dinero, o ser esclavo del trabajo. El lograr esta estabilidad económica es posible, si sabes organizar de forma correcta tus ingresos y tus egresos.

Los ingresos residuales son aquellos que se generan de forma automática, sin la necesidad de tu presencia física, es decir no dependen de que estés en un lugar determinado haciendo algo. Son un flujo de ganancias como consecuencia de un trabajo o inversión que has realizado una sola vez, y se llaman residuales porque tienen lugar a lo largo del tiempo.

Todos soñamos con tener un estado de equilibrio económico, dejar de estar preocupado si llegas o no a cubrir los gastos. Alcanzar la libertad financiera significa tener suficientes ahorros, inversiones, y dinero en efectivo para tener el estilo de vida que queremos para nosotros mismos y para nuestra familia, un fondo que con el paso del tiempo también nos permita gozar de una jubilación enriquecedora.

Puede que pienses que gozar de una libertad financiera es un mito o una meta inalcanzable, pero si te lo propones firmemente y estableces un plan de vida para conseguirlo ¡Es posible! Esto depende de ti, tu dedicación y compromiso. 

¿Estás listo para gozar de un equilibrio financiero?

Aquí te contamos 8 pasos con los cuales puedes empezar para formar el estilo de vida que tanto anhelas. 

  1. Establece tu meta de vida:

¿Qué significa la libertad financiera para ti? Sé específico, no pongas solo un deseo o un objetivo vago. Detalla cuánto deseas tener en tu cuenta bancaria, cómo es el estilo de vida que quieres, y a qué edad debes lograrlo, cuanto más específico seas con cada uno de tus objetivos, mayor será la posibilidad de alcanzarlos.

  1. Entiende la importancia de tu tiempo:

El tiempo es algo esencial para incrementar tus ingresos, sobre todo si ahora eres joven, cuentas con una gran cantidad de oportunidades de negocios, e inversiones por delante.

Una técnica que te ayudará a multiplicar tu dinero es por medio del “interés compuesto”, esto consiste en que tu dinero se multiplique con el paso del tiempo, pero necesitas de varios años para lograr un crecimiento significativo, así que empieza ya.

  1. Gasta menos de lo que ganas:

Este punto es algo que nos lo repiten bastante, pero es fundamental ya que esta es la base para lograr esa libertad financiera tan anhelada. Recuerda la regla del 30/50/20, de la cual ya hemos hablado en nuestro blog anterior.

50% Para las necesidades básicas, como la comida, renta, servicios, etc.

30% Para aquellos gastos prescindibles, como entretenimiento, viajes. etc.

20% Para tu plan de ahorro

  1. Crea diferentes fuentes de ingresos (Ingresos residuales):

Busca tus propias fuentes de ingresos, o créalas tú, cuántos más flujos de efectivo tengas, más pronto podrás alcanzar la libertad económica, además el tener una sola fuente de ingresos puede ser peligroso, ya que, si llega a desaparecer, o se produzca una pérdida, tu estabilidad económica se irá junto con ella.

  1. Crea tu presupuesto personal: 

¿Sabes cuánto dinero gastaste el mes anterior? La mayoría de personas no saben responder esta pregunta con conciencia, si no sabes controlar tus finanzas personales no podrás alcanzar la independencia financiera, todas las acciones que realices con tus ingresos, son el camino para esta tan esperada meta.

Por eso, debes crear un presupuesto, saber cuánto dinero entra y sale cada mes, en qué lo gastas, cómo lo inviertes, y cuánto pudiste ahorrar.

  1. Ahorra todo lo que puedas:

Una vez hayas identificado tus ingresos y gastos, estaremos en condiciones de ahorrar, lo cual es la base para iniciar el camino hacia la libertad financiera. Ahorrar consiste en reservar una parte de tu capital para usarlo en el futuro. Un tip que te queremos dar es, separa al inicio del mes aquel dinero que está destinado al ahorro y no al final, para que así puedas cumplir con tu meta de ahorro y lo enfoques a que se convierta en algo cotidiano.

  1. Sal de tus deudas:

Antes de pensar en tu libertad financiera, debes centrarte en salir de la mayoría de tus deudas de una forma rápida y efectiva. Aquellas deudas que no generan ingresos, solo van a afectar tu calidad de vida y a alejarte de cumplir tus objetivos financieros.

  1. Paga las tarjetas de crédito en su totalidad:

Asegúrate de pagar el valor total de cada mes de las tarjetas de crédito que dispongas, no dejes que crezca la tasa de interés, porque se convertirá en una deuda que no podrás salir tan fácilmente y te alejará más y más de tu objetivo.  Además, pagar a tiempo te creará una buena calificación crediticia, lo cual puede influenciar en el futuro.

En fin, la libertad financiera es algo que se puede conseguir, no es una utopía. Pero eso sí, no es fácil ni al instante, se necesita poner todo el empeño desde un inicio, establecer específicamente cuál es el objetivo que quieres alcanzar. Necesitas motivación y un trabajo responsable para conseguirlo y así podrás conseguir la vida de tus sueños.

¿Te gusta? Compártelo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¡Queremos mejorar! Envíanos tus sugerencias a info@bmiahorro.com

¿Quieres saber más sobre BMI Ahorro?

Ingresa en BMI Ahorro
y empieza a ahorrar